Idioma

Me gustaría presentarte mi curso online llamado “Curso de ruso para hispanohablantes  Matryóshka 1”. Ya está en venta en la plataforma www.udemy.com y tiene un precio muy económico. He creado éste curso para los que están realmente interesados en aprender el idioma ruso. No te propongo memorizar cientos de palabras y frases, sino que quiero enseñarte construir tus propias frases, explicándote muy bien la gramática básica rusa. Quiero que sepas el porqué de cada frase. 

Hoy vamos a seguir con el tema de los dibujos que además de divertir ayudan a aprender el idioma ruso. Y si “Malisháriki” es un dibujo para todos (lee el artículo anterior para saber más), el dibujo de hoy está creado especialmente para los niños desde 1,5 años hasta 4 años, y se llama “Грузовичок Лёва” (se pronuncia en ruso “gruzavichók Lyóva”) en castellano sería “El camioncito Leo”. Un adorable camioncito con unos ojos grandes y una amplia sonrisa.

Vivir en el siglo XXI desde luego te da algunas ventajas muy buenas. Una de ellas es aprender idiomas (muchos y a cualquier gusto) sin salir de casa, si tienes Internet, y sin gastar nada, si sabes cómo y dónde buscar. Recibo muchos correos con la misma pregunta que me hacen unos papás hispanohablantes: “Mi hijo/a quiere aprender el idioma ruso, ya sabe algunas palabras al ver “Masha y el oso”, ¿qué podemos hacer?”.

Mucha gente sin saber el idioma ruso ya se ha fijado en que las palabras rusas muchas veces no se pronuncian como se escriben (en este sentido la lengua española es más fácil). Pero no hay que dramatizar o exagerar éste hecho, solo hay que aprender estas 9 reglas y ya está. Además, de antemano te digo que no dan tanto lío como, por ejemplo, el inglés donde casi cada vocal te da 5 sonidos diferentes (y es por eso, creo yo, los españoles “adoran” el inglés y lo hablan por los codos :) ). Pues, hoy te voy a explicar de un modo muy simple las reglas de la pronunciación rusa, que son 9 en total. Y ya me imagino como los filólogos van a ponerme mala cara por simplificar tanto, pero para qué complicarnos aún la vida que ya andamos bastante estresados con el tema de idiomas.