En España se consume mucho café, pero como sabemos España no tiene las condiciones geográficas o climáticas para su plantación. Pero eso no impidió a los españoles en crear las empresas que mejoraron el sabor del grano, el proceso de empaquetamiento, etc. Incluso algunas empresas españolas llegaron a tener fama fuera de sus fronteras. Pues lo mismo pasó en Rusia pero no con el café sino con el té. Somos grandes consumidores de té. Y ahora te contaré todo paso a paso desde el principio.

Existen en Rusia muchas leyendas sobre la llegada del té a Rusia: una de las más populares cuenta sobre el viaje a China de dos hombres rusos en el año 1567, y que después contaron a sus compatriotas sobre el consumo de esta bebida desconocida por entonces en Rusia. Hay otras versiones como el regalo por parte de china de unas cajas del té al tzar (=rey) ruso Mijaíl en el 1618. En general, todas las leyendas datan la aparición del té chino en Rusia en el siglo XVI – XVII.

La palabra rusa “чай” (se pronuncia en ruso cháy) viene directamente de la palabra china que significa té. Al principio, esta bebida tenía fama como un remedio medicinal, pero muy pronto ya en el siglo XVII, se convirtió en una bebida popular. Hay una fecha concreta, en el 1679 fue firmado un contrado entre Rusia y China sobre las entregas regulares anuales de té. La importación creció muy rápido: en el año 1840 el té compuso el 95% de toda importación china a Rusia, a cambio los chinos siempre pedían telas, pieles, cueros y objetos de la industria metalúrgica.

En el siglo XIX ya todos bebían el té chino, desde la nobleza rusa hasta el campesinado. En general Rusia siempre comsumía (y consume ahora) más el té negro y no el té verde, pero de todos modos la variedad siempre era enorme para todos los gustos.

En Rusia actual (como en La Unión Soviética o en el Imperio Ruso) la planta del té no crece de modo natural y hay pocos lugares adecuados para su plantación, pero los rusos no perdieron la esperanza en sus intentos de conseguir a plantar el té chino en sus tierras del sur. Y lo lograron: a finales del siglo XIX con mucho éxito salió al mercado el té ruso, que claro está, era más barato pero no de tan buena calidad como su principal rival el té chino. En los años 1950 – 1970 La Unión Soviética exportaba té ruso a Polonia, Alemania, Hungría, Finlandia, Bulgaria, Irán, Siria, Mongolia, etc. Y para importar el té para el consumo propio más que de China, La Unión Soviética lo empieza a comprar en La India, Sri Lanka, Vietnam, Kenia, Tanzania.

Actualmente, según los datos de una investigación, el mercado ruso del té es el cuarto mercado (por su consumo interior) después de China, La India y Turquía. Rusia es el mayor importador del té. Otra investigación también muestra que Rusia tiene una variedad más extensa que sus rivales directos.

En los artículos anteriores conté sobre las empresas rusas de fast-food que sirven los tés y los platos típicos rusos (son como Macdonalds pero al estilo ruso).

Y ahora hablaremos sobre la tradición rusa del té que tiene sus singularidades que la distinguen de muchos otros países.

Tomar té para mí siempre significaba tener una conversación larga y muy agradable con mi familia y casi siempre consumir más que una sola taza. Para tantas tazas hay que tener mucha agua caliente y una tetera bastante grande donde hacer del té (en seco) un té muy bien cargado para después echar a cada taza un poco del té cargado (hecho) y añadir el agua caliente al gusto de cada uno de los familiares (por norma general, los adultos bebían el té bastante cargado del color marrón oscuro y los niños mucho menos hecho, algo amarillo). ¿Cómo se servía esta bebida?

Te presento el “самовар” (se pronuncia en ruso “samavár”) para conseguir mucha agua caliente para toda familia. Los primeros samavár funcionaban con carbón, los últimos ya tenían un cable por ser eléctricos:

Fuente: www.ulmuzeum.narod.ru Fuente: www.ru.wikipedia.org Fuente: www.samowary.com

La tetera de porcelana rusa para convertir el té seco en un té cargado (hecho) para después diluirlo con el agua muy caliente y las tazas de porcelana rusa:

Fuente: www.gardnenporcelain.com Fuente: www.22-91.ru

Los vasos con sus podstakannik (=portavasos), de este modo no era tan peligroso tomar el té caliente durante los viajes en los trenes o en los aviones, también así era menos costoso servir el té en los cafés (la porcelana es un material muy frágil). Los primeros portavasos aparecieron en los trenes rusos ya en el año 1889 y simplificaron muchisimo el consumo del té caliente sin tener miedo de quemaduras. Durante mi infancia me encantaba en los trenes ver los dibujos diferentes de estos objetos tan útiles, los hacían de los materiales diferentes como el cobre-níquel, el latón, el cobre o la plata. Los modelos más caros tenían una capa decorativa de la plata, de oro o de níquel. Algunos trenes actuales siguen con esta tradición. De verdad merece la pena verlos:

Fuente: www.en.wikipedia.org Fuente: www.ru.wikipedia.org Fuente: www.academic.ru

El acompañamiento clásico del té ruso es la miel, las confituras rusas y todo tipo de empanadas:

Fuente: www.copypast.ru Fuente: www.copypast.ru

El amor ruso al té puedes ver no solo en estos utensilios de cocina, sino también en los objetos de arte. Hay muchos cuadros que muestran este momento tan adorado de la consumición y de la charla que tiene familia. Aquí te presento algunos cuadros del siglo XIX y de los principios del siglo XX:

Fuente: www.en.wikipedia.org                                Fuente: www.ru.wikipedia.org
Fuente: www.en.wikipedia.org Fuente: www.ru.wikipedia.org
Fuente: www.russify.ru Fuente: www.russify.ru

Y también algunos cuadros de los pintores contemporáneos rusos:

Fuente: www.magazin-samovarov.ru Fuente: www.magazin.ru Fuente: www.magazin.ru
Fuente: www.magazin-samovarov.ru Fuente: www.magazin-samovarov.ru Fuente: www.magazin.ru

Unos sellos postales de la época de La Unión Soviética:

Fuente: www.ru.wikipedia.org Fuente: www.ru.wikipedia.org

Los museos del samavár y los monumentos de bronce (más de 3 metros de altura):

Fuente: www.ru.wikipedia.org Fuente: www.russkiy-samovar.ru

 

Fuente: www.nnm.me Fuente: www.nnm.me

 

Fuente: www.foretime.ru Fuente: www.samovaroff.net

¿A que te apetecería ahora mismo tomar una taza del té ruso?

Fuente: www.nnm.me

¡Rusízate un poco tomando el té al estilo ruso!

¿Te gusta? Compártelo!: