Para gente curiosa

Y hoy te toca conocer los nombres femeninos rusos más populares durante las últimas once décadas (en mi artículo anterior te conté sobre los nombres masculinos rusos  más populares). Te propongo ver como cambió la moda de los nombres y cómo al día de hoy se llaman las niñas rusas. Te recuerdo que te doy los datos de Moscú, donde vive un poco más de 12 millones, así que podemos más o menos aplicar estos datos para toda Rusia. 

Después de mi artículo “Los apellidos rusos” recibí unas preguntas sobre los significados de unos apellidos rusos. A luz de esto me pregunté si la gente española conoce los nombres más populares en Rusia y sus significados. Algunos nombres tienen sus análogos directos en otros idiomas como, por ejemplo, el mío, Марина (=Marina), pero hay tantos muy bonitos y tan desconocidos al oído español.  Claro está que en esta cuestión mucho depende de la moda actual (y la moda es siempre algo pasajero). Leí un artículo interesante sobre los nombres más populares en España en las últimas décadas. Pues, lo mismo pasa en Rusia, cada década tenemos un nuevo nombre estrella. 

Como te he prometido en mi entrada “Mi respuesta al artículo “El misterio de las presentaciones rusas” de El país” seguiré contándote hoy un poco más sobre el amor de las mujeres rusas hacia la decoración y la bonita presentación de sus platos y, en general, de su mesa. Te recuerdo una vez más que no lo hacemos cada día, solo para las ocasiones especiales.

Un amigo mío me contó sobre un artículo de El País que desde luego necesita una aclaración. Y me veo absolutamente capaz de explicar cada una de las fotos que aparecen en este artículo llamado “El misterio de las presentaciones rusas”. El autor, Mikel López Iturriaga (con su equipo), asegura que ha hecho “investigación profunda – y dolorosamente ilustrada – sobre los motivos que llevan a los rusos a emplatar como si hubieran tomado drogas”. Pues, querido autor, no estoy de acuerdo contigo, ni te has acercado mucho a la verdad, si quieres por fin descubrir el misterio lee éste artículo mío.