La gente de todo el mundo últimamente va aumentando poco a poco su peso,se aleja más y más lejos de las dietas de sus antepasados. Los datos recientes demuestran que durante los últimos 30 años la cantidad de personas con el peso excesivo se multiplicó por 2,5 en el mundo y ahora son más de 2 mil millones. Los líderes en esta lista son los americanos, seguidos por los chinos, los indios y los rusos. No me sorprende, porque vivimos mejor y gastamos más en cosas innecesarias.

El sistema de consumismo, por desgracias, ahora manda por todos los lados. Claro está, que no hay que olvidar que en Rusia viven más de 146 millones de personas, pero aún así es muy triste. Ahora quiero que nos fijemos en un momento bastante importante para hacer una comparación entre Rusia y España. Junto con Grecia, España es el tercer país europeo con más obesidad infantil. El 34% de los niños en edad escolar tienen obesidad o sobrepeso. En Rusia hay mucho más niños que en España (Rusia no sufre tanto como España la crisis demográfica), pero no hay obesidad infantil. De este modo quiero llegar a la conclusión que los niños rusos comen más sano. Pues, voy a escribir unos artículos contandote qué es lo que comen los niños rusos y añadiendo mis recetas (con fotos) de estos platos. Hoy hablaremos sobre el desayuno.

El desayuno perfecto para los niños rusos (y muchos adultos que se quidan) es КАША (se pronuncia en ruso “kásha”). En español sería algo entre papilla, gacha o puche. Las káshas son una parte importante de la cocina rusa en general. Una kásha es un plato sencillo que se elabora cociendo granos (de todos los tipos), u otros cereales o legumbres en agua o leche o una mezcla de ambas cosas. Se sirven calientes en un cuenco o en un plato sopero.

La misma palabra "kásha" viene del verbo antiguo "triturar, frotar" y significa "el plato de grano triturado". Al principio para hacer kásha usaban en La Rusia Antigua simplemente la harina, pero con la aparición del alforfón, la palabra "kásha" empezó a significar siempre la kásha de alforfón. Por primera vez la palabra "kasha" fue escrita en las crónicas rusas del año 1239. Así que, como ves, tiene mucha historia ésta cosa y actualmente la palabra "kásha" significa el plato de grano, no solo del alforfón.

¿Qué granos o cereales podemos usar para hacer una kásha rusa? Hay una variedad enorme, te voy a nombrar los más populares que se cocinan con mucha frecuencia en Rusia, que son:

  • el alforfón,
  • la avena,
  • el maná,
  • el arroz,
  • el trigo,
  • la cebada,
  • el mijo,
  • la maíz,
  • los guisantes, etc. (son los que he podido recordar ahora mismo).

Hay que añadir que las kashas son una comida tradicional también en gran parte del norte de Europa. Y en muchas culturas modernas se toman como desayuno, añadiéndoles azúcar, leche, crema, frutos secos, pasas, etc. 

Hoy te cuento todo lo que sé sobre la kásha de avena, en ruso es ОВСЯНАЯ КАША (se pronuncia "avsyanaya kásha").

Esta kásha se encuentra en su mayoría en Rusia, Escocia e Inglaterra. Se hace de los copos de avena, de la harina de avena o de los granos enteros (tal como se encuentran en el campo, mira la foto).

 
Fuente

La avena contiene muchas proteínas de valor vegetal, también el alto contenido de las grasas vegetales, por eso es del valor energético alto (que es muy bueno, porque el hambre no llega rápido después de un desayuno así). Sí, contiene gluten (así que tened cuidado, celíacos). También los granos de avena son ricos en fibras naturales. Se encuentran las vitaminas B1, B2, PP, E y las sales de calcio, fósforo, hierro y magnesio. Además, si vives en una ciudad grande cerca de las fábricas ésta kásha te ayuda mucho, porque “absorbe” las sales de los metales pesados. ¡Viva la kásha de avena!

Por el contenido de las albuminas (13%) y las grasas (que son solo un 6%) la avena es sin duda el líder entre los cereales. Los nutricionistas recomiendan la kásha de avena especialmente a los enfermos con problemas del hígado, la aterosclerosis, la diabetes. Pero, en general, para todos esta kásha tiene su utilidad principal para el estómago y el intestino. La avena es un “basurero” perfecto, saca fuera todo malo, “limpia” tu intestino. Por eso la avena es un plato principal para las enfermedades de la úlcera del estómago y el duodeno.

Los rusos (niños y adultos) que comen la kásha de avena para desayunar así evitan los problemas con el tracto intestinal, bajan el nivel del colesterol en la sangre, también la usan como la profiláctica de las enfermedades cordiales. Y la kásha de avena tiene silício y zinc, que son tan necesarios para todos (adultos y niños).

La receta:

La kásha de granos enteros tiene completamente otro sabor que de los copos. Aquí está su receta.

Los ingredientes:

  • ¾ de un vaso de los granos de avena (no copos),
  • 2 vasos de agua,
  • 2 cucharas soperas de mantequilla,
  • sal.

Poner al remojo durante 3-4 horas, yo misma los dejaba estos granos al remojo durante toda la noche, no pasa nada.

En una cazuela echar agua, esperar su ebulici’on, echar sal y granos. Cocer durante 30 minutos, removiedola constantemente. Al final añadir la mantequilla.

Fuente

Como puedes imaginar de este modo nuestra kásha no es muy divertida para el gusto infantil, te sale como una papilla del color amarillo-gris. Por eso ahora te toca “animarla”. ¿Cómo? Añadiendo cosas que gustan a tu hijo, que pueden ser: la miel (en vez de azúcar), la leche, la mermelada, las bayas frescas, frutas cortadas (un platano, una manzana, una pera, los granos de una granada, etc.), frutos secos, canela, hasta algunas verduras y queso. La imaginación no sabe límites. Para demostrártelo mira las fotos de las káshas caseras rusas de granos de avena (la primera foto con manzanas, la segunda con yogur y plátano, la tercera con pasas y frutos secos):

Fuente Fuente Fuente
                              Fuente                             Fuente                           Fuente

Para los escoceses la kásha de avena (porridge, en inglés) es casi el plato principal, porque la avena es un ingrediente principal en casi un 80% de todos los platos típicos de este país. Te digo más, hasta el siglo XVIII los escoceses no sabían qué es el pan de trigo. ¿Cómo es la receta de un porridge de verdad? Pues, sin sal, sin azúcar, sin mantequilla, sin leche. Simplemente con agua y solo de granos enteros (no copos). Los granos se cuecen al fuego lento durante 30 minutos, removiendolos constantemente. Dicen que solo así, de este modo de cocción, la avena da este aroma irrepetible de nueces. La kasha te sale muy “tierna”, y ya en su plato puedes echar todo lo que te de la gana (hasta la nata montada). La tradición antigua “obliga” preparar esta kásha de una sola vez, de una tirada para toda la semana. La kásha se enfria, se corta en pedazos (al enfriarse se endurece mucho) y se come cada día.

Pero al día de hoy es mucho más fácil preparar la kásha de avena usando sus copos o su harina. El sabor no es el mismo, pero el tiempo es el oro (especialmente por las mañanas). Así que actualmente compras una caja de copos y preparas una kásha de copos o de harina de avena según las instrucciones de la misma caja.

¿Cuánto cuesta en Rusia este desayuno tan saludable? 

Te recuerdo que estos tres tipos dan tres sabores diferentes, pero ricos de todos modos.

Y ahora lo más divertido. Y si no tienes imaginación ni tampoco tiempo, los fabricantes rusos ya han pensado por ti. Puedes comprar una caja de cartón donde en los sobres más pequeños encontrarás la porción perfecta de preparación fácil y muy rápida, además puedes encontrar los sabores para todos los gustos: con fresas y nata, con frutas rojas, con frambuesa, con miel y avellanas, con arándanos, con melocotón, con manzana y canela, etcétera. En dos palabras un sinfín de sabores posibles e imposibles. Solo te queda abrir este sobre (que es una porción) y echar leche caliente, o agua caliente, o mezcla de ambas cosas. Algunas recetas no necesitan ni fuego. ¡Bienvenido al siglo XXI, donde no hay que ni cocinar!

     
Fuente Fuente Fuente
Fuente Fuente Fuente

Por último voy a añadir que en Rusia no comemos la kásha de avena todos los días, porque la avena (en su consumo diario) saca del organismo el calcio, por su parte el cambio en la absorción del calcio y la vitamina D nos lleva hasta los problemas con huesos. Así que sin fanatismo, por favor. La avena es saludable pero no hay que exagerar su consumo.

La kásha de avena llegando a tu estómago empieza muy muy lentamente dar a tu organismo sus calorías, su energía, en otras palabras lo que te permite no sentir hambre durante bastantes horas (algunas personas aguantas perfectamente hasta 7 horas). Pero creo yo que es mejor comer poco pero muchas veces, por consiguiente no veo necesidad en no comer durante 7 horas. Las káshas se usan como comida ideal para alimentar a los enfermos. También son perfectas para deportistas. 

Prueba preparar un día la kásha de avena al estilo ruso (tal vez sea tu futuro desayuno casi diario saludable y muy ruso). O pídela en algún restaurante ruso durante tu viaje por Rusia para saber cómo es.

Y una cosa más, me gustaría enseñarte un capítulo de "Masha y el oso" que se llama "Masha + kasha", es éste:

https://www.youtube.com/watch?v=KYniUCGPGLs

Pues, la protagonista decide preparar una kásha, y mira que "colección de káshas" encuentra Masha en la estantería del oso: de avena con fresa, de avena con frambuesa, de avena con manzanas, de avena con melocotón, de avena con albaricoque, de avena (limpia, sin nada). Ya sabemos cual es la kásha favorita del oso. 

Fuente

Te recuerdo que “Маша и медведь” (en español “María y el oso”) es una serie de dibujos animados rusos de mucho éxito (ya internacional). Te advierto que es muy adictiva, te enganchas desde el primer capítulo. Está hecha usando la tecnología 3D y está orientada a todas las edades. Es obvio que esta pensada más para los niños, pero es tan divertida y nada aburrida que encuentra a sus admiradores entre los adultos.

Espero que te haya rusizado un poco más hoy.

¡Rusízate más conmigo!

 

 

 

¿Te gusta? Compártelo!: