Para turistas

Los artículos sobre la cocina rusa o, en general, sobre las cosas comestibles rusas siempre tienen bastante éxito entre mis lectores. Pues, hoy te toca conocer una cosa más de éstas. Es muy extravagante diría yo, porque en ella se encuentran dos sabores muy opuestos: sabor dulce y sabor amargo-ácido. De ahí que no solo Ferran Adriá sepa unir cosas bien distintas jeje. ¿Es curioso, no? Sigue leyendo.

Cualquier turista sin problemas puede nombrarte sus monumentos favoritos. Me gustaría contarte hoy sobre uno de los míos. Y te aseguro que merece la pena ver éste monumento ruso, que es uno de los monumentos-estatuas más altos de Rusia y Europa, y sigue siendo la estatua más alta del mundo que no tiene el carácter religioso. Cuando la vi de pequeña casi dejé de respirar, porque me pareció tan tan tan increíble... es algo que no crees que esté hecho con manos humanas. Tú mismo te sientes tan insignificante junto a ella.... Algunos amigos míos dicen que merece mucho más la pena que ver, por ejemplo, la Estatua de la Libertad. Así es "La Madre-Patria llama".

Hoy una vez más te toca conocer un dulce típico ruso que se llama ЗЕФИР (se pronuncia en ruso “zifír”). No existe un análogo directo en otras cocinas, pero podemos decir que es un pariente lejano del merengue italiano, o de las nubes americanas (marshmallows), o de los krembos de Israel, o de el "chocolate teacake" de Denmark, etc. Pues, ¿qué es entonces el zefír ruso?

Hoy te cuento sobre un dulce típico ruso llamado PRYÁNIK. En ruso es ПРЯНИК (se pronuncia “pryánik”). Este dulce tiene mucha historia y muchas tradiciones. Y a día de hoy te aseguro que los rusos los comen más que a menudo. Y si son golosos, aún más. Pryánik es un dulce a base de masa de harina a la que añaden muchos condimentos, como, por ejemplo, miel, nueces, frutas secas, pasas,etc. Los pryániki actuales también tienen relleno riquísimo que es, por lo general, confitura de bayas rusas. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

¿Te gusta? Compártelo!: