Has oído hablar muchas veces sobre la primera impresión que causas los rusos. Muchos extranjeros en voz alta contaban antes ,por ejemplo, que “los rusos no sonríen”. Pero tal vez las cosas cambien. Hoy te propongo escuchar a Ana Medina. Es una turista española que acabo de volver de Rusia.

Ana, has estado con tu marido de vacaciones en Rusia, habéis visitado dos ciudades rusas, ¡rusízate! quiere detalles de vuestro viaje.

¿Cómo es Moscú?

Me dejó sin palabras, todo es solemne y emana historia por cada esquina. Me gustó mucho la mezcla equilibrada de antigüedad e historia con la de ciudad muy moderna; es impresionantemente grande y da la impresión de que “Moscú nunca duerme”.

¿Cómo es San Petersburgo?

Para mí, la definiría como una mezcla de París, Viena y Amsterdam. Comparándola con Moscú, me pareció que tiene un estilo más europeo. Los edificios tienen una arquitectura muy armoniosa lo cual, unido a la gran anchura de las avenidas, da la impresión de gran amplitud y elegancia.

¿Cómo es la gente rusa de Moscú y San Petersburgo?

Me parecieron muy amables. En cuanto pedíamos ayuda para localizar un restaurante, una estación de metro, etc. siempre paraban y nos atendían. De hecho, el primer día, al llegar a Moscú el taxista que nos llevó al hotel nos dejó en una calle trasera y al no encontrarlo, pedimos ayuda a dos chicas; rápidamente lo buscaron en sus móviles y ¡nos acompañaron hasta la misma puerta!

¿Tuviste problemas para desenvolverte por las ciudades?

No, respecto a la comunicación, en la mayoría de sitios hablan inglés, especialmente en San Petersburgo, así que no tuvimos problemas.

Además, el nombre de las estaciones de metro está en ruso e inglés por lo que es sencillo moverse; hay muchas indicaciones y señales para no perderse.

¿Cómo te has preparado para tu viaje a Rusia?

Siempre había sentido curiosidad por el idioma ruso y cuando decidimos viajar allí me animé a aprender para poder hablar lo básico. Así que lo que empezó como una inquietud, está siendo un reto ya que en un mes y medio he aprendido el alfabeto, a construir frases sencillas útiles con las que me he podido desenvolver allí y la verdad es que me encanta. He utilizado las dos matryoshkas (dos cursos creados por ¡Rusízate!) y me han ayudado mucho, especialmente para aprender vocabulario y entrenar el oído.

¿Qué te ha parecido la comida rusa? ¿Has pasado mucha hambre jeje?

La comida es muy buena, es imposible pasar hambre ya que es muy variada y siempre encuentras algo nuevo que probar. De hecho, durante todo el viaje hemos ido a restaurantes de comida rusa y no hemos pasado a ninguna franquicia de comida rápida.

¿Qué platos rusos te han gustado más? ¿Qué recomendarías?

La verdad es que me ha encantado la ensalada "Arenque con abrigo", de hecho la he comido cada día; las sopas están muy ricas, tienen muchos ingredientes y son muy sabrosas. Y desde luego, tengo que destacar los dulces, especialmente uno llamado "kарто́шка", con forma de patata tanto por fuera como por dentro, ¡pero mucho más buena!

¿Qué has bebido en Rusia? ¿Mucho vodka ruso jeje?

No bebo alcohol, así que he cambiado el vodka por el морс y la verdad es que creo que ha sido un acierto. Lo puedes encontrar en todos los establecimientos y tomarlo en las comidas.

¿Algún lugar ruso que te impresionó mucho?

Sin duda, el metro de Moscú, es un palacio subterráneo al alcance de cualquiera. Cada estación parece un museo diferente a la anterior; en unas puedes ver estatuas, en otras mosaicos, vidrieras… de verdad que impresiona. Y lo que nos dejó más asombrados aún fue la limpieza y lo cuidado que está, todo el mundo lo respeta y colabora para conservarlo.

En las siguientes dos fotos estamos en el metro jeje, ¡fíjate!

¿Cuéntame sobre algún lugar que visitaste (en Moscú y SPb) y que no aparece normalmente en todos los libros de viaje?

Me interesa mucho la historia del siglo XX y de la Guerra Fría, por lo que visitamos el Bunker 42 en Moscú y no me decepcionó. Es un refugio nuclear en el que tienes que bajar 18 pisos hasta llegar a las galerías y las salas donde está recreado su modo de funcionamiento en aquella época.

En San Petersburgo visitamos el Palacio de Yusúpov y nos dejó impresionados tanto la historia de la familia que fue propietaria, como las habitaciones en las que se conspiró contra Raspútin y donde fue asesinado.

¿Qué gran mito sobre Rusia has desmitizado?

Se tiende a pensar que los rusos son un poco distantes pero durante todo el viaje he podido comprobar que no es verdad, son muy correctos y amables.

Por otro lado, me ha sorprendido muy gratamente la seguridad que hay en las calles, tanto de día como de noche. Hay policía por las calles, y no sólo en las zonas más turísticas ya que pudimos comprobarlo cuando nos alejamos bastante del centro.

¿Cómo son las mujeres rusas? ¿Su belleza es un mito o una verdad?

Es real al 100%, son muy guapas y elegantes. Nos llamó la atención sus ojos y su tez clara, es una belleza diferente a la que estamos acostumbrados en los países latinos.

¿Qué espectáculo has podido ver?

Fuimos a un espectáculo de danza rusa en el teatro Golden Ring en Moscú, donde se representaban los bailes típicos desde sus inicios. Nos encantaron las bailarinas ya que parece que levitaban al andar, de hecho, parecía que fueran en patines. Representaron canciones muy famosas rusas como Katiusha o Kalinka, cantadas por ellos mismos y hasta el público se animó a acompañarlos en ciertos momentos.

¿Qué souvenires has comprado?

He comprado, entre otras cosas, tazas de cerámica de гжель y un juego de azucarero de хохлома. También me he traído una caja de música de madera con la forma de las cúpulas de las iglesias, y he de reconocer que le doy cuerda muy a menudo ya que me recuerda mi viaje. Para los familiares he traído chocolatinas rusas y ha sido un éxito ya que la caja y los envoltorios son muy elegantes, además de estar muy ricos.

La verdad es que me hubiese traído muchas más cosas, pero ya no me cabían en la maleta, jajaja.

Evidentemente todo no puede ser perfecto en Rusia, cuéntame sobre algo negativo o lo que hay que mejorar según tu opinión.

Hay que tener cuidado al coger un taxi y comprobar que es oficial, ya que hay bastantes no regulados y la tarifa es mucho más cara, especialmente cuando ven que eres extranjero. Nosotros no lo sabíamos, al bajar del tren subimos a uno para que nos llevara al hotel y nos cobró casi el triple de lo normal.

Por otro lado, encontramos mucha masificación de turistas lo que provoca grandes colas (claro está, es agosto), especialmente procedentes de China; supongo que influye mucho la temporada, pero es algo que no se puede cambiar.

La última pregunta, ¿vas a volver a Rusia?

Espero que sí, y no dentro de mucho. Me ha gustado tanto que quiero seguir estudiando el idioma e incluso voy a comentarlo en mi trabajo por si surge alguna oportunidad de ir allí por un intercambio.

¡Gracias, Ana, por compartir tu experiencia rusa!

¡Rusízate más para poder disfrutar a tope estando en Rusia durante tus próximas vacaciones o por trabajo (espero que te salga pronto este intercambio)!