Blin (en plural blini o blinis) es un plato típico ruso. Tiene forma redonda, está hecho de masa muy liquida y cada blin es una porción de masa frita en una sartén (de hierro fundido) muy caliente. Por tradición rusa los blinis se comen solos, con relleno o con algún acompañamiento. En la Rusia antigua este plato tenía relación directa con la celebración de una fiesta pagana llamada Maslenitsa, pero la historia del origen de blinis tiene las raices mucho más largas.

Algunos investigadores dicen que los antiguos eguiptios los hacían hace 5 000 años atrás, usando como base leche agria. Los investigadores rusos encontraron la primera mención de este plato en el siglo VIII. La palabra “blin” viene del verbo “moler”. Así es, es un plato de la harina molida. Tradicionalmente los blinis en Rusia se preparaban con  masa con levadura, esperando que creciera hasta el triple de su tamaño (“crecer como la espuma”). Los metian al horno de leña y gracias a esto los blinis salían con un aroma espectacular.

¿Quieres hacer tus propios Blinis? Accede a este post: Receta de Blinis paso a paso

Antes de la cristianización de Rusia en el año 988, este plato era como el pan de sacrificio, después como el plato conmemorativo y más tarde como el plato principal de la celebración de Maslenitsa. Actualmente los blinis se comen en cualquier día de la semana.

Fuente: www.koolinar.ru

Los blinis en realidad existen en diferentes variantes en muchos pueblos del mundo, claro está que tienen nombres diferentes, pero la base es la misma –  masa muy liquida y cada porción frita de ambos lados hasta dorarse en una sartén muy caliente. Por ejemplo, los blinis franceses son crepes, en inglés son “pancakes”, en Mongolia son “gambir”, también hay blinis chinos, indios, etíopes etc. Pero... solo en Rusia los blinis no son solo un plato sino algo que representa la alegría, fiesta, regocijo, etc. En mi infancia los blinis en mi familia se preparaban cada sábado y de verdad daba mucha alegría ver esta torre de blinis que desaparecía enseguida.

Fuente: www.nnm.me Fuente: www.gotovimgetkam.com

 Las empresas rusas de “fast food” los venden acompañados de un montón de rellenos diferentes para todos los gustos. Hay que decir que estos locales son de mucho éxito no solo entre la gente rusa, sino también entre el público extranjero. ¿Qué rellenos usamos en Rusia? Depende de tu imagunación, aquí te doy los rellenos más clasicos: crema agria (el producto más parecido es el yogur griego), relleno de carne picada, pescado (salado o ahumado), caviar (rojo o negro), relleno de verdura, relleno de setas, ensaladas con huevo, ensaladas con queso, mermeladas (de manzanas, de albaricoque, de piña etc.), leche condensada, chocolate, miel etc.

 Fuente: www.yell.ru  Fuente: www.yell.ru  Fuente: www.kalugaresort.ru

¿Qué rellenos usamos en Rusia? Depende de tu imaginación, aquí te doy los rellenos más clasicos: crema agria (el producto más parecido es el yogur griego), relleno de carne picada, pescado (salado o ahumado), caviar (rojo o negro), relleno de verdura, relleno de setas, ensaladas con huevo, ensaladas con queso, mermeladas (de manzanas, de albaricoque, de piña etc.), leche condensada, chocolate, miel etc.

 Fuente: www.monemo.ru  Fuente: www.supercook.ru

Hay una variedad increíble de recetas, cada cocinera tiene la suya propia. Aquí te propongo la receta que uso yo  y también de un blog llamado “desde Rusia con sabor”:

http://desderusiaconsabor.com/?s=blinis

La receta que uso yo:

  • Preparamos la pasta fermentada así: mezclamos leche (600 ml), harina de trigo (600 gr) y levadura viva (no seca) (50 gr) y dejamos en un lugar cálido para la fermentación. 
  • Mezclamos llemas de huevos (5 llemas), mantequilla (150 gr), azúcar (2 cucharadas soperas), sal (un poquito) y con mucho cuidado añadimos esta mezcla a la pasta fermentada (ya crecida).
  • Añadimos más harina de trigo (600 gr), mezclamos bien y dejamos una vez  más en un lugar cálido para la fermentación durante 40 minutos. 
  • Las claras de huevos (5 claras) batimos bien y añadimos a la pasta fermentada. La nata liquida (250 ml) batimos bien y añadimos también. 
  • Mezclamos bien la masa final y dejamos en reposo durante 10 minutos. 
  • Freímos cada blin de ambos lados en una sartén muy caliente hasta el color dorado, usando aceite de girasol.

Un refrán ruso dice “Первый блин комом” (=el primer blin nunca te sale bien) su análogo español sería “al primer tapón, zurrapa”. Así que no hay que lamentarse mucho, los siguientes siempre salen bien.

Fuente: www.wlpprs.ru

En último lugar quería contarte una cosa curiosa. La palabra “blin” la usamos como la palabrota “suave”.La usan niños y chicas para no emplear las palabras más “brutas”, en español eso sería como decir ¡mecachis!, ¡jolin!. Así que ya lo sabes, vas a escuchar esta palabra muchas veces no en su primer significado de comida, sino como algo que expresa una sorpresa, una alegría, una lastima, una ira, un enfado, etc (depende de la entonación).    ВОТ БЛИН!

 

Comentarios  

+1 #1 graciela 03-06-2016 09:52
Me encantó el artículo. Precioso.Muchas gracias!
Citar
¿Te gusta? Compártelo!: