La cocina para mí es un lugar donde hay que disfrutar y no sufrir. Las recetas que me gustan y que uso diariamente son siempre fáciles de elaborar, pero el resultado final siempre es riquísimo. Hoy voy a compartir contigo una receta rusa que durante los últimos 5 años conquistó más de un paladar español. ¿Te interesa? ¡Rusízate conmigo un poco!

Es un postre típico de la parte central europea de Rusia (mis amigos del sur de Rusia no lo conocen, y no es nada raro porque como sabes de mis artículos anteriores España cabe en el territorio ruso 34 veces, con tanta tierra hay mucha diversidad), pero los habitantes de Moscú y San Petersburgo siguen disfrutando de una variedad enorme de este postre que ofrecen las pastelerías, usando como base esta receta tan simple y tan rica, pero cambiando algún que otro ingrediente o la forma de presentación.

El nombre de este postre es пирожное «Картошка» (se pronuncia en ruso pirózhnae Kartóshka). Es un pastelito individual o como está de moda decir actualmente es un cupcake en forma de patata pequeña (patata en ruso es “kartóshka”). Ya puedes imaginar el último paso de la receta – hay que formar patatitas y después usando una crema pastelera blanca añadir algunos brotes para dar más apariencia aún con una patata normal y corriente.

                         Fuente: www.sever.spb.ru

A mí me gusta la idea de los pastelitos individuales porque son una alternativa adecuada que un pastel grande que te obliga partirlo, buscar platos, cubiertos y después lavarlo todo. Así que haz mi receta y olvídate de las complicaciones.

Un poco sobre la historia de este postre. Existe en Rusia desde el siglo XIX y una de las leyendas más populares cuenta lo siguiente: Vivió en Finlandia un famoso poeta llamado Johan Ludvig Runeberg (1804 – 1877). * Un dato importante que contar - Finlandia consiguió su independencia en el año 1917, antes de este año solo era parte del Imperio Ruso (y lo era durante 108 años, no poco). Entonces este famoso poeta, que mejor dicho, vivió en el Imperio Ruso en el territorio de Finlandia actual, recibió una visita inesperada de unas personas importantes. La esposa del poeta tenía que emplear toda su imaginación dado que solo encontró en su cocina – galletas rotas (antiguamente las galletas se vendían en sacos y no en cajas pequeñas como ahora, de ahí que al fondo siempre sobraran los restos rotos), requesón, mermelada y licor. Pues esta señora lo mezcló todo, formó unas patatas pequeñas y de este modo presentó el postre llamándolo “patatas”. Solo es una leyenda pero me parece muy bonita y bastante creíble.

Desde entonces (cómo no) muchas empresas y muchas cocineras han estado jugando con este tipo de productos, mejorando notablemente la receta, pero la idea principal es la misma: mezclar migas de galletas o de bizcocho con una masa líquida para después formar patatitas. Para no ir más lejos te doy unas listas de los ingredientes que usan empresas pasteleras rusas. Como puedes imaginar éstas nunca usan “galletas rotas del fondo del saco”, preparan unos bizcochos especiales y después los convierten en migas.

Ingredientes:

  • azúcar
  • mezcla de huevo
  • harina de trigo
  • mantequilla
  • cacao
  • leche condensada con azúcar
  • coñac
  • levadura
  • melaza.

Otra lista de ingredientes:

  • azúcar glas
  • leche condensada
  • cacao
  • harina de trigo
  • mantequilla
  • almidón
  • coñac
  • azúcar
  • caramelo

Hay una variedad increíble de recetas: de bizcocho, de galletas, de pan seco costado, añadiendo nueces o avellanas o almendras, con licor o brandy, con leche condensada, etc. Las patatas pueden ser blancas por dentro o negras, claro que si son blancas por dentro se van a parecer más a las patatas. Pero a mí me gustan más las patatas negras por dentro, así que es cuestión de gusto.

Fuente: www.supercook.ru

En fin, no hay receta original, pero hay un montón de creaciones fantásticas. Yo misma improviso con los ingredientes. Hasta inventé e hicé una versión especial “sin gluten y sin lactosa”. Cada vez añado unos ingredientes y quito otros (no pasa nada, la imaginación no tiene límites). Aquí te doy los resultados de la imaginación de otras tantas personas rusas:

Fuente: www.kartavkusa.ru Fuente: www.supercook.ru Fuente: www.melnitsa.by
Fuente: www.vkusnyblog.ru Fuente: www.besthomerecipes.ru Fuente: www.apelcinchik.ru

Las empresas pasteleras profesionales también improvisan, pero intentan guardar la forma principal para que la gente pueda encontrar su postre sin problemas en las estanterías:

Fuente:www.бэллаиталия.рф Fuente: www.supercook.ru Fuente: www.supercook.ru

Y si es un postre tan rico ¿por qué no hacer una tarta? El nombre de esta tarta es "Erizo" que usa la misma receta que nuestras patatitas:

Fuente: www.supercook.ru Fuente: www.цветочка.рф

Y sus análogos de la creación doméstica también son increíbles. Mira que tartas más apetecibles que puedes hacer con tus propias manos:

Fuente: www.babyblog.ru Fuente: www.stranamasterov.ru
Fuente: www.prigotovlju.ru Fuente: www.retseptytortov.ru Fuente: www.liveinternet.ru

Y por fin hemos llegado hasta mi receta de patatitas. Unas palabras antes: no tengo mucha paciencia para hacer patatitas y brotes blancos y tampoco me gusta dar explicaciones largas sobre el nombre tan extraño de este postre. En fin, he transformado la forma de presentación para evitar todo esto. Ahora mis patatitas se llaman “bolitas cubiertas de nieve”, son pequeñas y pincho un palito a cada bola para evitar manos manchadas y platos sucios. ¡Que vaga soy! jeje

La receta (de Marina) paso a paso con fotos:

Los ingredientes son:

  • 250 gr. de migas (de galletas o de bizcocho)
  • 100 gr. de nueces (opcional)
  • 2 cucharas soperas de azúcar glas
  • 2 cucharas soperas de cacao
  • 3 cucharas soperas de mantequilla
  • 1/3 de un vaso de leche
  • 1 cuchara sopera de licor
  • coco rallado para decoración
Fuente: mis fotos

Los pasos:

1) Hay que conseguir 250 gr de migas. Te propongo dos opciones: preparar un bizcocho simple y dejarlo durante un día para que se seque o usar las galletas que ya están hechas.

Si vas a preparar un bizcocho aquí está la receta simple: 4 huevos, 1 vaso de azúcar, 1 vaso de harina, 1 cucharadita de levadura, 1 cucharadira de azúcar avanillado. Mezclamos todo y metemos al horno precalentado al 180 grados durante 35 minutos. Lo dejamos durante 24 horas y después lo rompimos en pedacitos pequeños usando la picadora.

En esta presentación de fotos voy a usar las galletas compradas, por ejemplo estas:

Fuente: mis fotos

El sabor es otro, pero también está muy rico. Entonces, cogemos las galletas y usando la picadora trituramos las galletas:

Fuente: mis fotos Fuente: mis fotos

Si no tienes picadora, pon las galletas en una bolsa de plástico bastante fuerte y pasa por encima un rodillo de cocina. El resultado va a ser el mismo. Así hemos conseguido 250 gramos de migas.

2) Mezclamos nuestras migas con 100 gramos de nueces también triturados en la misma picadora (o 100 gr. de avellanas, o 100 gr. de almendras, etc.). Elige a tu gusto. Si no te gustan en general (o como sabemos los niños pequeños no pueden comer frutos secos), entonces cambia nueces por 100 gramos de migas del primer paso. No te aconsejo echar más de 100 gramos de nueces o hacer mezcla de todos, pero eso es cuestión de gusto una vez más.

Fuente: mis fotos

Así ya tenemos 350 gramos de masa seca.

3) En un vaso alto de batidora mezclamos 2 cucharas soperas de azúcar glas, 2 cucharas soperas de cacao, 3 cucharas soperas de mantequilla (un poco blandita pero no hay que meterla al microondas, solo necesitas sacarla dos horas antes de la nevera), 1/3 de un vaso de leche templada (10 segundos en microondas), una cuchara sopera de licor o brandy.

A ver, ¡ojo! Si sé que mis bolitas las van a comer niños por supuesto no echo nada de alcohol, en este caso añado una cuchara más de leche. Pero la versión “adulta” siempre va con licor, da un toque especial, ya lo veras... Nos sirve cualquier licor dulce, yo tengo este:

Fuente: mis fotos

Actualmente encontrar el cacao limpio “amargo” (sin azúcar, ni leche en polvo, ni harina de trigo) es bastante complicado, en este caso en vez de echar 2 cucharas de azúcar glas y 2 cucharas de cacao, meto 4 de cacao o de chocolate a la taza en polvo. Por ejemplo, uso estas marcas:

Fuente: mis fotos

El resultado de la mezcla de todos los ingredientes de este tercer paso tiene que ser algo bastante espeso (no muy liquido) con pedacitos de mantequilla visibles:

Fuente: mis fotos Fuente: mis fotos

4) Mezclamos nuestras migas (con o sin nueces) con la masa espesa obtenida:

Fuente: mis fotos Fuente: mis fotos

5) Formamos las bolitas y las cubrimos con el coco rallado:

Fuente: mis fotos Fuente: mis fotos

6) Metemos las bolitas a la nevera en un recipiente cerrado para toda la noche:

Fuente: mis fotos

A la mañana siguiente yo meto los palitos de madera a cada bolita y ¡a disfrutarlas! Normalmente nunca sobran, pero si te sobraron mételas a la nevera y cómelas durante una semana. Pero ¡qué va!... nunca me sobraron.

Fuente: mis fotos Fuente: mis fotos

Pero un día, sí, me he quedado sin coco rallado, entonces usé un producto de estos de decoración de pasteles. Y mira que bolitas más guapas me salieron:

                           Fuente: mis fotos                       Fuente: mis fotos

Como sabes nací en los años 80 y sigo recordando muy bien el precio antiguo de estas “patatas”, pero estoy segura de que mucho más interés tiene para ti el precio actual, pues aquí te doy los precios de Moscú y San Petersburgo. Vivimos en el siglo XXI ...hasta puedes pedirlas con entrega a casa (es por si estas de viaje por Rusia). Pues, una caja de seis patatas (420 gramos más o menos) puede costar, dependiendo de su marca, desde 2 euros, y se venden en todos los supermercados rusos: 

Fuente: www.7cont.ru Fuente: www.goodsmatrix.ru

Puedes comprar en pastelerías rusas una patata individual (de 90 gramos cada una) desde 50 céntimos de euro. Mis dos marcas favoritas, que son dos empresas pasteleras muy famosas rusas son "Север" y "Метрополь" si pinchas a la dirección de fotos encontrarás los precios:

Fuente: www.metropol.spb.ru Fuente: www.sever.spb.ru

Por último, un consejo. Si metes la masa durante unos 10 minutos a la nevera conseguirás una masa como la plastilina. Y a cualquier niño (no solo a un ruso) le encanta hacer cositas de plastilina. Pues, es el momento más adecuado para la creación de todo tipo de animalitos.

Fuente: www.povarenok.ru Fuente: www.povarenok.ru Fuente: www.povarenok.ru
Fuente: www.love-cook.ru Fuente: www.eva.ru Fuente: www.sudochek.ru

Así que no hay que hacer estos pastelitos solos, hay que disfrutar con tus niños en la cocina haciendo además cosas comestibles muy ricas. La imaginación no tiene límites.

¡Rusízate un poco, haz "Kartoshka" rusa en tu cocina española!

Comentarios  

0 #2 SERGIO 20-03-2017 14:07
Tengo un amigo pastelero de origen ruso, le enviaré las recetas para que las gagamos juntos.
Me parecen excelentes.
Gracias
Citar
+3 #1 Мириам 14-01-2016 16:46
Hoy mismo las he probado. ¡Buenísimas! :)
Citar
¿Te gusta? Compártelo!: