Si los pájaros tuvieran leche, tendría este sabor creo yo. Los bombones con este nombre tan raro empezaron a producirse en la Unión Soviética en el año 1967 y un poco más tarde apareció una tarta increíble con el mismo nombre. Esta tarta y los bombones acompañan desde entonces muchas fiestas rusas. Vamos a ver en este artículo todo sobre estas dos cosas pasteleras rusas.

¿De dónde viene este nombre "La leche de aves"? Pues, esta frase hecha existe desde los tiempos de La Antigua Grecia, significa "algo increíble, imposible, el límite de todo lo deseado". Y podemos encontrarla en muchas lenguas. En Rusia si decimos de una persona que "solo le falta la leche de aves", entonces pensamos que tiene todo lo demás, que solo le falta ésta única cosa que no existe en realidad. En La Unión Soviética cuando aparecieron estos bombones costaban mucho y solo las personas de un nivel bastante alto podían comprarlos. Por otro lado, este relleno pomposo por su aspecto se parece a cualquier producto lácteo. Así que es un nombre muy apropiado para los bombones y una tarta que llegaron a ser un producto-símbolo en La Unión Soviética.

Fuente: mis fotos

Un poco sobre la historia de estos bombones.

En el año 1967 un ministro soviético desde su viaje a Checoslovaquia (un país que existió de 1918 a 1992) trajo a su casa los bombones con un relleno blanco pomposo increíble del tipo soufflé. Pero el país de origen de los primeros bombones-soufflé no era Checoslovaquia, sino Polonia, donde empezaron a producirse por primera vez este mismo año 1967. Pues, este ministro ruso unió muchos pasteleros del país para darles una tarea bastante difícil: crear el análogo ruso sin tener la receta, solo al probar un bombón. Este “concurso” lo ganó la pastelera Anna Chulkova de la ciudad Vladivostok (está en el Extremo Oriente de Rusia, cerca de Japón). Su receta y tecnología después las usaron los demás pasteleros de toda La Unión Soviética. Lo curioso es que la fábrica donde trabajaba Anna Chulkova funciona hoy (existe desde el año 1906, ya tiene 109 años). Y cómo no, guardan la receta intancta y siguen produciendo estos bombones. Anna Chulkova recibió muchos premios por sus bombones, puedes ver a esta mujer en la siguiente foto (la foto es del año 2013):

Fuente

La caja clásica (soviética) de estos bombones era de 300 gramos y dentro había tres tipos de bombones, con tres sabores: mantequilla con vainilla, chocolate (con almendras y ron) y el último sabor era de limón.

Fuente

Pero las cosas cambian, actualmente las fábricas rusas juegan con los sabores y la forma de presentación.

Fuente Fuente Fuente

 

Fuente Fuente Fuente

Los bombones que tengo yo ahora mismo son así:

Fuente:mis fotos Fuente:mis fotos

Ahora vamos con la tarta. 1978

Con el éxito de los bombones “La leche de aves” un pastelero ruso llamado Vladimir Guralnik se propuso la creación de una tarta con el mismo nombre. El proceso duro 6 meses y al final el mundo conoció en el año 1978 una tarta con un bizcocho que no es bizcocho con el relleno - soufflé aún increíble.

En la siguiente foto está Vladimir con su tarta “La leche de aves” (la foto es del año 2006):

Fuente

El “bizcocho” que inventó Vladimir como la base no es una masa de bizcocho, ni tampóco la masa de polvorón, ni hojaldre. En Rusia usamos un termino especial para este “bizcocho”, es imposible traducirlo.

¿Qué aspecto  tiene la tarta?

La construcción es la siguiente: la base de “bizcocho” (que no lo es), encima la masa blanca pomposa, una plancha más de “bizcocho”, otra vez la masa blanca pomposa y el chocolate por encima que cubre todo. Un detalle importante que hay que saber que aunque estas dos cosas pasteleras llevan el mismo nombre el sabor es diferente. La masa blanca pomposa de la tarta es más sueve, más delicada. En general, hay que probar ambas cosas para conocer el sabor de esta leche de aves.

La tecnología que creó Vladimir Guralnik es muy complicada, y hacer esta tarta en casa es casi imposible. Por ejemplo, según la receta verdadera hay que usar solo agar-agar y mermarlo cociendo solo a 117 grados (ni más ni menos), la masa tiene que enfriarse solo hasta 80 grados, el chocolate para cubrir la tarta siempre está a 38 grados, etcétera. No me sorprende que con tantas complicaciones el proceso de la busqueda de la receta ideal durara 6 meses.

Por eso las mujeres rusas simplificaron mucho la receta para la version casera de esta tarta, pero está riquisima de todos modos.

Aquí te doy el enlace para que veas (si te interesa) la receta casera más cercana a la receta “complicada” original de Vladimir Guralnik.

http://chadeyka.livejournal.com/220905.html

Mira las foto del resultado final de esta receta:

Fuente Fuente

Pero, es posible simplificar aun más la receta, mira las fotos de más versiones caseras de la tarta “La leche de aves”:

Fuente Fuente Fuente

¿Cuánto cuestan estos bombones y la tarta (industrial, no casera)?

Pues, una caja de bombones de 200 gramos cuesta entre 75 – 110 rublos (que son 1,34 – 2€, al día de hoy 13/04/2015 1€=55,6 rublos). Una tarta de 400 gramos vale 400 rublos (que son 7,20€). En esta página web que es una tienda que vende online puedes ver más opciones de bombones y sus precios:

http://www.7cont.ru/good/30299/

Espero que te haya gustado mi artículo y te haya rusizado un poco más hoy.

¡Rusízate más conmigo!

 

Comentarios  

-1 #5 Marina de rusizate 14-01-2017 20:57
para David: si estamos hablando de Madrid puedes comprar este dulce en las tiendas rusas, que hay más que una en Madrid. Un saludo.
Citar
0 #4 David 13-01-2017 06:16
Muy interesante este sitio sobre cultura rusa. Gracias por compartir la información.
Con respecto a estos dulces, ¿es posible comprarlos por internet? Se ven deliciosos.
Saludos.
Citar
0 #3 Marina de rusizate 08-09-2016 16:35
de Marina a Leslie: dime qué más recuerdos rusos tienes :-) tal vez puedas darme más temas para mis próximos artículos :-)
Citar
-1 #2 Marina de rusizate 08-09-2016 15:40
de Marina a Leslie: gracias por tu comentario :-)
Citar
+1 #1 Leslie 02-09-2016 11:27
¡Enhorabuena por este blog! ¡Gracias mil por este post tan aclaratorio! Soy cubana y toda mi infancia esta llena de recuerdos y productos rusos. Recuerdo estos bombones como lo mejor que he comido, no sé cómo explicarle a la gente el sabor y la textura de ellos, realmente deliciosos. Hice una vez esta tarta, la quiero repetir mucho mejor en una versión mía y buscaba más información de la que ya conocía y la verdad la tuya es muy completa. No sé cuántos recuedos tengo en común con los tuyos. Te sigo y te leo. ¡Gracias por crear este sitio!
Citar
¿Te gusta? Compártelo!: