Si has leído mis artículos anteriores (por ejemplo, este) ya sabes que en Rusia nos encanta “disfrazar” los medicamentos. Todos sabemos que los medicamentos no hacen mucha gracia a los niños, por eso en Rusia inventamos cosas ricas y muy sanas a la vez. Hoy te contaré en qué forma tan divertida rusa tomamos el ácido ascórbico o la vitamina C. 

Hay que recordar que la vitamina C no se sintetiza en los humanos, por eso tenemos que ingerirla a través de lo que comemos, porque este ácido ascórbico es un antioxidante casi perfecto que todos necesitan.

¿Qúe pasa si un organismo sufra una insuficiencia grave de la vitamina C? Pues, el sistema inmune se debilita, las encías pueden sangrar, la piel está seca y pálida, las heridas se curan mal y más lentamente, el pelo cae y pierde su aspecto sano, las uñas se rompen, sentimos cansancio infinito, los dientes empiezan a molestar, etcétera. En general, pasan cosas malas.

¿Dónde se encuentra la vitamina C en las cantidades elevadas? El producto ganador es la cereza de Barbados o la acerola, después van las bayas del rosal silvestre o escaramujo, el pimiento fresco del color rojo, las grosellas negras, las bayas del espino amarillo, el perejil, las coles de Bruselas, eneldo, kiwi, cítricos, manzanas, etcétera.

En Rusia no siempre tenemos la oportunidad de comer todo esto diariamente, así que bienvenida sea la vitamina C que puedes tomar en muchas formas, como en España: las disoluciones, los comprimidos masticables o solubles, los polvos, etcétera. Pero además de todas estas formas bien conocidas en todas partes hay dos más en Rusia: en forma de las grageas pequeñas y en forma de “caramelos” llamados "Аскорбинка" (que no son caramelos).

Estas dos formas son mis favoritas, como también de muchos niños rusos. En mi infancia en la Unión Soviética (he nacido en el año 1983) cada visita a la farmacia  con mis padres terminaba con la compra del ácido ascórbico en una de estas dos formas. Los niños de hoy en día hacen lo mismo, te lo aseguro. Además los envoltorios actualmente son como lo eran hace décadas lo que permite encontrar estos productos enseguida en las estanterías de farmacias.

Fuente: mis fotos

¿Cómo se toman? Es mejor siempre después de la comida, pero no es obligatorio. Se venden en farmacias sin receta médica. Y te recuerdo una cosa muy importante: en cajas rusas a veces ponen la fecha de caducidad, pero también pueden poner la fecha del día de la producción y añadir una frase del tipo "24 meses desde la fecha de producción". Ésta segunda forma es más común, estáte atento. Por ejemplo, en el envoltorio de los "caramelos" de la vitamina C que tengo ahora mismo delante leo: "la fecha de la producción 12.12.2014. Plazo de validez: 24 meses", mira la foto:

Fuente: mis fotos

De este modo sé que puedo guardar mis "caramelos" y comerlos hasta el día 12.12.2016, pero desde luego no van a durar tanto en mi casa española. 

Ahora vamos a centrarnos en las grageas y después en los "caramelos".

El ácido ascórbico en las grageas pequeñas:

1 gragea cada día para los niños de más de 5 años, si hay que reforzar las defensas durante el invierno entonces 2 grageas cada día (para niños de 5 o más años). Las embarazadas y durante la lactancia – 2 grageas cada día, y si hay que aumentar la dosis – 6 grageas al día durante 10-15 días. Los adultos pueden tomar 2 al día y si estamos enfermos hasta 10 al día.

Fuente: mis fotos

Al principio el sabor de cada gragea amarilla es dulce y al final muy ácido, y eso es lo más divertido. Hay que ver la cara que ponen los niños al probarlas al primera vez, pero siempre piden más después.

El ácido ascórbico (un bote con 200 grageas) cuesta 19-23 rublos (que son más o menos 0,40€ al día de hoy 23.04.2015 1€=55,5 rublos). Los precios más actuales los puedes ver en esta farmacia rusa de venta online:

http://www.piluli.ru/product278495/product_info.html

Los "caramelos" de la vitamina C llamados "Аскорбинка" (se pronuncia en ruso "askarbínka"):

Cada "caramelo" de "Аскорбинка" contiene 10 comprimidos del color blanco. Estos comprimidos son dulces, porque tienen azúcar, así que se comen sin problemas, gustan a todos. Pero por tener azúcar no son muy recomendables a las embarazadas y durante la lactancia.

Fuente: mis fotos

Los adultos para la profiláctica pueden tomar hasta 3 cada día, si estamos enfermos todo un caramelo al día. Los niños enfermos pueden comer de 2 a 4 al día.

Una "Ascorbínka" (de 10 comprimidos) cuesta más o menos 24 rublos (que son 0,43€):

http://www.piluli.ru/product/Askorbinka

"Ascorbínka" además puede tener los sabores añadidos , los que tengo yo ahora mismo, por ejemplo, el sabor de naranja y de fresa:

Fuente: mis fotos Fuente: mis fotos

Pues bien, ahora sabes que durante tu viaje a Rusia tal vez un día vayas especialmente a una farmacia rusa con el propósito claro de probar las grageas amarillas y los "caramelos" de "Ascorbínka".

Espero que te haya rusizado un poco más hoy.

¡Rusízate más conmigo!

Comentarios  

+1 #2 Marina de rusizate 18-10-2015 09:48
de Marina a Victor: una gragea=una bolita amarilla contiene 0,05 gramos (=50 mg), una pastilla blanca contiene 0,025 gramos (=25 mg). En Rusia intentamos leer bien todas las instrucciones, te dicen la dosis diaria para un niño y un adulto, y también te advierten, por ejemplo, "si tomas más de 20 grageas al día puedes sufrir ardor de estómago, diarrea, etc." Un saludo.
Citar
0 #1 Victor 17-10-2015 19:13
Muy bonita presentación de la vitamina C.
Cuántos mg vienen por pastilla ?
¿ Qué dice la ciencia rusa de las grandes dosis de vitamina C ?
Cordiales saludos
Citar
¿Te gusta? Compártelo!: